Ci An y Ci Xi

‘BONDAD SERENA’ y ‘BONDAD ALEGRE’ fueron sus respectivos nombres como emperatrices viudas. En solo dos meses, dos mujeres predefinidas como bondadosas transformaron la historia de China, el gran país asiático. No parece que serenidad y alegría fueran en ellas valores inmutables, tampoco la bondad beatífica. No seré yo quien juzgue.

Ci Xi

Ci Xi

Sigue leyendo